Francia alerta sobre el uso del ibuprofeno en algunas infecciones

0
128

París pide un gran estudio europeo tras detectar 337 complicaciones por la utilización del fármaco frente al estreptococo

La agencia francesa del medicamento (ANSM) ha advertido a médicos y pacientes por los riesgos que el uso del ibuprofeno y un fármaco similar, el ketoprofeno, conlleva en el tratamiento de algunas infecciones y ha solicitado a las autoridades europeas una amplia investigación sobre esos dos medicamentos.

La ANSM, que en junio pasado lanzó una investigación farmacológica encargada a sus centros de Tours y Marsella, emitió este jueves una serie de recomendaciones que, entre otros puntos, recomienda priorizar el paracetamol al ibuprofeno en caso de dolor (salvo el de espalda) o fiebre.

La recomendación no es el resultado de ninguna crisis sanitaria, sino que obedece a los constantes procesos de reevaluación del equilibrio entre riesgos y beneficios que el uso de cualquier fármaco entraña.

En este caso, la ANMS destaca algunos riesgos del ibuprofeno cuando se tratan infecciones como anginas, rinofaringitis, otitis, tos, infección pulmonar, así como algunas lesiones cutáneas y la varicela. Por ello, ha dado unas reglas de buen uso de este antiinflamatorio, que recomiendan utilizar “la dosis mínima eficaz, durante la duración más corta”, detener el tratamiento en cuanto desaparecen los síntomas, no prolongarlo más de tres días en caso de fiebre, ni más de cinco si hay dolor.

Los centros regionales de Tours y Marsella concluyeron que hay una serie de infecciones, en particular por estreptococo, que pueden empeorar por la toma de estos dos medicamentos. Esas complicaciones se observaron al cabo de periodos de tratamiento muy breves (de dos a tres días) cuando el ibuprofeno o el ketoprofeno se habían recetado (o utilizado en automedicación) para fiebre, problemas cutáneos benignos de aspecto inflamatorio, respiratorios o del sistema otorrinolaringológico.

En los casos estudiados, que se remontan a un periodo prolongado iniciado el año 2000, los investigadores franceses analizaron 337 de complicaciones infecciosas con ibuprofeno y 49 con ketoprofeno que tuvieron un carácter severo y estuvieron en el origen de hospitalizaciones, secuelas e incluso algún fallecimiento.

Anteriores estudios habían puesto el foco en las dosis administradas, de las que recomendaban una reducción. Estos trabajos concluyeron que en la gran mayoría de las ocasiones no es necesario utilizar la dosis más vendida en España (de 600 miligramos para adultos) y que basta la de 400 miligramos. El uso del ibuprofeno también ha sido relacionado con dolencias cardíacas, intestinales y vasculares.

El ibuprofeno se ha consolidado en las últimas décadas como el fármaco más utilizado, tras el paracetamol, frente a casos leves de dolor, inflamaciones y para reducir la fiebre. Un portavoz de la ANSM ha explicado que “a petición francesa” se va a llevar a cabo un análisis colegial con sus homólogos europeos. El portavoz recordó que las autorizaciones de los medicamentos se hacen para toda Europa, no sólo para Francia, y que es en esa escala en la que se tiene que hacer una reevaluación de la relación riesgo-beneficio.