La expareja de George Michael desvela que el cantante intentó suicidarse cuatro veces

0
160

Fadi Fawaz cuenta que el intérprete “quería morir” e intentó quitarse la vida en una ocasión autolesionándose con 25 puñaladas

En 2016 el cantante de 45 años George Michael apareció muerto en su residencia en Goring-on-Thames (Oxfordshire, Inglaterra) el día de Navidad. El forense determinó que habría fallecido por causas naturales, una cardiomiopatía dilatada con miocarditis, pero al parecer había mucha más historia detrás de su muerte y detrás de sus últimos años de vida.

Fadi Fawaz, la expareja del intérprete británico, ha utilizado su cuenta privada de Instagram para dar algunos detalles de los últimos momentos. “Todo lo que quería [Michael], era morir”, escribió el expeluquero en su publicación hace unos días. De acuerdo a su testimonio, el cantante de Freedom!`90 habría intentado quitarse la vida en cuatro ocasiones. Uno de los intentos fallidos se llevó a cabo en 2013 cuando el británico se lanzó de un coche en movimiento en plena autopista. En el momento fue declarado un accidente, pero según Fawaz fue un intento de suicidio. “George estaba tan deprimido en ese momento que no quería vivir”, cuenta.

Pero el episodio más alarmante ocurrió mientras el exlíder de Wham! se encontraba en rehabilitación. “Él trató de apuñalarse 25 veces”, afirma el fotógrafo de 41 años. “Nunca me contó como lo hizo”, añade.

Según su expareja, este comportamiento era recurrente en Michael, quien luchó contra las drogas y la depresión los últimos años de su vida. “Yo le decía: ‘¿no te alegra que el 16 de mayo no haya ocurrido?”, refiriéndose a un intento de suicidio, y él decía “no”. “Creo que la vida se detuvo hace mucho tiempo para él”, escribe Fawaz.

El fotógrafo conoció a Michael en 2009. En ese momento el cantante llevaba saliendo 13 años con el empresario Kenny Goss, pero aún así le pidió a Fawaz formalizar una relación que hasta ese momento era únicamente sexual. “Le dije que no, ya que todavía tenía a su pareja en la casa y no podía tolerar su uso de GHB [éxtasis líquido]”.

De acuerdo al fotógrafo, Michael recurría constantemente a esa y otras drogas como la cocaína. “Todos los días durante unos tres meses mientras estaba en la casa de Highgate [norte de Londres], bajaba por las mañanas y lo encontraba desmayado en la silla o en el piso cerca del fuego con su té”, cuenta de sus recuerdos de 2012. “[Él] comenzó a quedarse dormido mientras estábamos en público. Me dijeron que también se había quedado dormido en el estudio”, agrega. Uno de los efectos secundarios del éxtasis líquido es que puede actuar como sedante en el consumidor.

La pareja comenzó su romance poco después de que Michael terminara su relación con Ross en 2011. El fotógrafo acompañó al cantante en su gira después de que éste le jurara que estaba limpio de drogas, pero tras una neumonía que dejó al cantante inconsciente durante doce días, las cosas cambiaron rápidamente. “Mientras George todavía estaba flaco por su enfermedad, lo vi con cocaína en papel de aluminio. Él me dijo que era [cocaína]. George también tenía algo café, no sé, parecía crac”, asegura el expeluquero. “Él no volvió a ser el mismo después de la neumonía”, añade.

Fawaz afirma que uno de sus mayores temores era encontrarlo muerto por una sobredosis. “Yo le decía: ‘No quiero encontrarte muerto en una cama”. Pero como de una profecía se tratara, fue así como lo encontró esa mañana del 25 de diciembre de 2016.

Según cuenta, tuvieron una pequeña pelea el día anterior por lo que no le sorprendió que Michael no saliese de su habitación (dormían en cuartos separados). Pero al día siguiente al no escuchar ningún movimiento proveniente de su habitación, decidió entrar. “Cuando estuve cerca de él pude ver que tenía la mano derecha pegada a la cara, con el puño cerrado y los dedos enroscados en la mejilla”, cuenta. “Su cara se veía normal. Vi que sus piernas estaban juntas, pero parecía tensa bajo las sábanas. No pude ver ningún vómito. (…) Lo toqué, pero estaba frío. No me di cuenta de que estaba muerto hasta que vi que sus dedos estaban azules”, señala.

Inmediatamente el fotógrafo llamó a emergencias y al mejor amigo de Michael, el productor David Austin. “Una parte de mí pensó que George podría estar frío porque tenía el ventilador encendido, pensé que podía verlo respirar, pero [en realidad] estaba muerto”. Una vez confirmado el fallecimiento, el fotógrafo pensó: “Eso es todo, finalmente, lo hizo y finalmente lo vi muerto en su cama”.

Tras la muerte del intérprete de Careless Whisper, Fawaz entró en una disputa legal con la familia del cantante. La pelea por la herencia llevó al fotógrafo a amenazar con contar todo lo que sabe de los últimos días del intérprete, si no se le da “lo que es su derecho, y nada más”.