La inolvidable primera consola de Sony

0
28

La máquina de juegos japonesa celebra su primer cuarto de siglo y mira ahora a la versión PlayStation 5

Hace 25 años se ponía a la venta en Japón PlayStation, la primera consola de Sony en el sector del videojuego. Ahora, la gigante nipona afronta el final de la presente generación de máquinas con una PlayStation 4 que suma más de 102 millones de unidades vendidas; el siguiente episodio tiene nombre y apellidos, PlayStation 5, pero esa historia está aún por ser contada.

La de la primera PlayStation forma ya parte de los libros y estudios del medio. El primer acercamiento de toda una gigante tecnológica como Sony en un terreno dominado en aquella época por Nintendo y SEGA —que venían de la llamada era de los 16-bit con SNES y Mega Drive, respectivamente— no fue fácil. Pero la firma japonesa supo adelantarse a los inminentes acontecimientos tecnológicos; dijeron sí al CD-ROM, lo que sería a la larga una de las mejores decisiones empresariales de la historia reciente del medio.

La historia de Sony en los videojuegos comenzó con Nintendo en lo que iba a ser un proyecto conjunto que nunca fructificó. Los padres de Super Mario decidieron emprender su propio camino junto a Phillips; de nuevo con los cartuchos, en lo que sería Nintendo 64, una consola igualmente adorada por los aficionados, pero a años luz del éxito comercial que conseguiría PlayStation.

En España hubo que esperar algo más de tiempo hasta encontrar en los estantes de los comercios aquellas cajas con el nombre impreso y su reconocible logo, concretamente hasta el 9 de septiembre de 1995. Las cifras hablan por sí solas: mientras N64 se quedó en torno a los 32,93 millones de unidades despachadas en todo el planeta, la también conocida como PSX se disparó hasta superar los 102,49 millones de unidades vendidas, de acuerdo con cifras oficiales. Solo en su primer día se vendieron más de 100.000 unidades en tierras niponas.

playstation 1
La evolución de la marca
El sello PlayStation ha pasado de ser únicamente una consola para convertirse en sinónimo del videojuego en el ámbito doméstico. También en territorios como España, donde es la compañía con mayor cuota de mercado, el poder de su nombre ha ido creciendo con el paso de los años. Con altos y bajos, estos últimos en la época de PlayStation 3, donde los propios directivos reconocen haber cometido errores, pero superados con creces hasta situarse en el momento actual, con estos últimos seis años de reinado indiscutible en las ventas de hardware anuales del sector.

La consola original consiguió arrebatar a Nintendo algunas de las franquicias más importantes del momento como Final Fantasy, de Square, cuyas seis primeras entregas eran sinónimo de la gran N. La séptima, uno de los emblemas del catálogo de la consola, Final Fantasy VII, se quedó en la solución de Sony y cosechó un éxito rotundo de más de 9,8 millones de unidades vendidas.

De los más de 3.000 juegos lanzados con licencia oficial en PlayStation, más de un centenar de títulos superaron el millón de copias, pero solo unos pocos han logrado impregnarse en el recuerdo imborrable de los jugadores veinticinco años después, como Gran Turismo, Tekken 3, Tomb Raider, Metal Gear Solid, Crash Bandicoot, Spyro the Dragon o MediEvil, entre muchos otros.

De los más de 3.000 juegos lanzados con licencia oficial en PlayStation, más de un centenar de títulos superaron el millón de copias

Estos cinco lustros han sido correspondientemente celebrados por la actual junta directiva de Sony Interactive Entertainment. Jim Ryan, actual CEO de la multinacional, ha rememorado cómo fueron los inicios de aquel pequeño departamento de videojuegos: “Ken Kutaragi y su equipo ofrecieron una nueva visión para convertir los videojuegos en una forma de entretenimiento que todo el mundo pudiera disfrutar y para crear una plataforma para los desarrolladores de juegos para que expresaran su creatividad”.

En ese proceso se encuentra también el establecimiento de la división europea, donde el propio Ryan fue partícipe de forma directa. “Recuerdo tener que empezar de cero con muchos asuntos, desde contratar empleados hasta comprar mobiliario. Por aquel entonces, nos centrábamos en adaptarnos a los mercados locales para garantizar que un jugador polaco se sintiera parte de la gran comunidad PlayStation igual que alguien de Reino Unido, Japón o EE. UU.”.

El mando de PlayStation fue otro de los detonantes del éxito inmediato de la plataforma, sobre todo su versión mejorada analógica con dos joysticks y vibración: el llamado DUALSHOCK. Confortabilidad, ergonomía y legibilidad en su esquema de control son algunos de los factores que han llevado a la compañía a introducir pequeñas variaciones en un diseño que sigue manteniendo muchos estándares en el chasis. No fue hasta verano de 1997 cuando comenzó a venderse esta versión analógica del controlador; lo hizo junto a la promoción de Gran Turismo, el simulador de conducción de la compañía Polyphony Digital que situó más de 10,8 millones de copias en todo el globo, el más vendido de la consola. Gracias a los joysticks y la vibración interna tanto el control como las sensaciones al volante se recreaban de manera mucho más realista y fidedigna respecto a lo deseado por el equipo de su creador, Kazunori Yamauchi, uno de los diseñadores de videojuegos más importantes de esta industria.

El éxito de PlayStation fue continuado desde ese 1995 hasta marzo del año 2000, un lustro más tarde, cuando se puso a la venta PlayStation 2, a día de hoy el sistema de entretenimiento más vendido de toda la historia con más de 160 millones de unidades vendidas. Fue también el momento de transición de las dos dimensiones a las tres dimensiones. La era 2D tuvo que convivir con los inicios del 3D, aquellos polígonos que no han envejecido tan bien como se recordaban en su momento, pero que no dejan de ser los cimientos de lo que vino después, un paso inevitable en la industria repleto de aciertos, también errores, pero sobre todo determinación.

Porque fue en ese lustro donde se consolidaron algunas de las propiedades intelectuales que ahora contabilizan sus éxitos en millones; los que ocuparon marquesinas cuando en España aún se pagaba con pesetas y que ahora brillan en carteles luminosos en el centro de la capital. Aunque su sucesora, PS2, fue la que mayor recorrido tuvo en el mercado, Sony mantuvo la producción de PlayStation hasta marzo del año 2006, cuando descontinuaron su cadena de distribución para centrar esfuerzos en dicho sistema y el que estaba a punto de llegar al mercado, PlayStation 3, la primera consola de Sony capaz de ofrecer gráficos en alta definición. Fue seguramente ese el ciclo más complicado por el elevado precio de lanzamiento del sistema y la feroz competencia del momento, con nombres como Wii, Nintendo DS y Xbox 360.

En la actualidad, la PlayStation 4 afronta sus últimos compases de vida y un cometido de sobra completado. De hecho, el pasado 30 de septiembre se conocía, con motivo del último informe financiero de Sony Interactive Entertainment, que PS4 había superado en ventas a la primera PlayStation y a Wii, convirtiéndose así en la segunda consola de sobremesa más exitosa de todos los tiempos; solo por debajo de las cifras de PlayStation 2.

Más de 450 millones de consolas vendidas en veinticinco años, en definitiva, es lo que define a PlayStation. Los siguientes capítulos de esa historia se comenzarán a contar a partir de Navidades de 2020, cuando dejemos de hablar de PS5 en futuro y empecemos a hacerlo en presente.