La razón por la que deberías tomar brócoli casi a diario

0
37

Tanto si eres culturista como un simple aficionado al fitness, el brócoli debe ser un alimento imprescindible en tu dieta. Y no solo por su alto contenido en calcio y proteínas, además contiene sulforafano, muy interesante por su poder anabólico para tus músculos.

Si no lo conoces o aún no lo has probado, te presentamos a brócoli, uno de los alimentos favoritos de culturistas y aficionados al fitness. ¿Por qué? Por su increíble poder anabólico a la hora de construir músculo. Una hortaliza que se comenzó a cultivar hace más de 5.000 años y que debes incluir en tu dieta junto a la pollo, el huevo, el arroz o el boniato.

Empecemos por sus valores nutricionales. El brócoli solo aporta 34 kilocalorías por cada 100 gramos, con algo más de 6 gramos de hidratos de carbono, 0,4 de grasa y casi 3 de proteína. Rico en vitaminas, minerales y fibra, aporta una importante cantidad de nutrientes. Además, aunque te parezca curioso, contiene más calcio que la leche…

Pero… ¿por qué es tan beneficioso el brócoli a la hora de ganar músculo? Se debe a que contiene sulforafano, un compuesto que reduce la miostatina, una hormona encargada de limitar la ganancia muscular. Presente también en las coles de Bruselas, un estudio ha demostrado que protege nuestra musculatura, atenuando la degeneración muscular.

Para aprovechar al máximo sus nutrientes en la cocina, prueba a cocinarlo al vapor o en el microondas. Y si decides hervirlo, haz de saber que no es lo más recomendable para preservar su sulforafano. Y siempre fresco, no congelado, ¡no te olvides!

Como receta, te proponemos brócoli al vapor con ajo:

Ingredientes para dos personas
Medio kilo de brócoli, un chorro de aceite de oliva virgen extra, dos dientes de ajo y un poco de sal.

Elaboración
Cuece el brócoli al vapor durante 8 minutos más o menos en una vaporera. Mientras, pica los ajos y en una sartén con aceite de oliva virgen extra dóralos junto con la sal. Una vez cocido el brócoli, colócalo en un plato y vierte los ajos con el aceite encima.

Además, funciona excelentemente como guarnición, tanto con la carne como con el pescado.