Messi: “El Barça es mi casa, pero quiero seguir ganando”

0
67

En una entrevista con el diario ‘Sport’, el capitán azulgrana habla del frustrado fichaje de su amigo Neymar: “No sé si se hizo todo lo posible para su regreso”

En su última renovación de contrato en 2017, Lionel Messi pactó con el FC Barcelona que a partir del verano de 2020 puede decidir su futuro con total libertad, aunque su contrato finaliza en 2021. Una información difundida el jueves pasado por EL PAÍS, ratificada por el presidente Josep Maria Bartomeu el viernes –“se acordó que, al acabar la penúltima temporada, tenía la potestad de irse libre”, aseguró el mandamás azulgrana- y explicada por el argentino. “El contrato se hizo hace mucho. Mi idea es seguir acá el tiempo que me vea capacitado para rendir y que el físico me lo permita. Luego, como está mi contrato no es algo que me preocupa ni lo manejo yo, porque lo lleva mi papá con el presidente o con el que tenga que hablar. Yo solo transmito mis pensamientos”, aseguró el 10 en una entrevista al Diario Sport.

MESSI EXPLICA LA LESIÓN EN EL SÓLEO
El pasado 5 de agosto, el Barcelona informó de que Lionel Messi sufría una lesión en el sóleo de la pierna derecha. El capitán todavía no ha podido estrenarse en el equipo de Ernesto Valverde. “La verdad es que fue muy malo porque en el primer entrenamiento me pasó esto. Era algo sencillo. Estuve quince días y cuando me pensé que estaba bien, en uno de los entrenamientos antes del Betis me resentí un poquito y se me abrió un poquito más. Eso hizo que tenga que estar más tiempo parado y tenga que estar aún ahora parado. Me dijeron que esto del sóleo es complicado, que parecía que estaba bien y era traicionero. Nunca había pasado por esto y ahora ya sé lo que es. Por eso estoy tranquilo y voy a jugar cuando realmente sienta que estoy seguro y no vuelva a pasar porque una recaída sería para mucho más tiempo”.

Y dejó tranquilidad en la parroquia azulgrana: “Quiero estar en el Barcelona todo lo que pueda, hacer toda mi carrera porque esta es mi casa”. Eso sí, quiere levantar copas. “No tengo intención de moverme a ningún lado, pero quiero seguir compitiendo y ganando”, sostuvo.

Después de un verano en el que Lionel Messi habló sin tapujos en la selección argentina -habló tanto que hasta tuvo que rectificar tras acusar a la Conmebol de corrupción-, volvió a su rutina habitual en el Barcelona. Ejerció de capitán en el Torneo Gamper y al día siguiente se lesionó en el sóleo de la pierna derecha. Hasta este lunes, públicamente no se había sabido nada más de lo que pensaba. Pero Messi quería dar un mensaje, sobre todo después de que se conociera que su contrato expira a final de temporada y del frustrado fichaje de Neymar. “No estoy decepcionado”, aclaró. “Me hubiera gustado que viniera y que estuviera con nosotros, pero como dije antes, tenemos una plantilla espectacular para optar a todo sin él también. Decepcionado, no. Simplemente, me hubiera gustado volver a jugar con él. Nada más”.

“No impusimos el fichaje de Neymar”
El capitán azulgrana aclaró que el vestuario no pidió el regreso de Neymar. “Pedir el fichaje, no. Obviamente, comentamos cuando escuchábamos que Ney podía venir, dábamos nuestras opiniones si era bueno o no para que viniese. Nunca dijimos que había que ficharlo. No impusimos nada”, explicó el rosarino. No tiene claro, sin embargo, si el club azulgrana agotó los esfuerzos para cumplir los deseos del grupo azulgrana. “No sé, sinceramente no lo sé si hizo todo lo posible. No tenía mucha información de cómo iban las negociaciones como para decir si hizo todo lo posible el Barcelona”.

Messi, en cualquier caso, asegura que le gusta la plantilla que confeccionaron los directores deportivos, Éric Abidal y Ramon Planes. “Vinieron jugadores muy importantes. Hoy por hoy tenemos muchas variantes, muchos recambios, jugadores tanto en el medio o arriba. Estamos muy bien, pero el año nos marcará si es mejor o no a nivel de lo que consigamos. No sé si es mejor plantilla que la del año pasado”, dijo el 10, que se posicionó a favor de la llegada de Carles Puyol como nuevo mánager general, opción preferida del presidente. “Carles sería ideal como secretario técnico”, analizó Messi, después de que este verano se marchara Pep Segura, director general de fútbol. “Sería bueno para el club que hubiera una estabilidad y no tantos cambios en la estructura deportiva”.