Messi, el gran favorito para conquistar hoy su sexto Balón de Oro

0
41

El delantero argentino viaja a París para coronarse como el máximo ganador del premio que entrega la revista France Football

Lionel Messi viaja a París esta tarde, junto a la delegación del Barcelona, para volver a reinar en la 64 edición del Balón de Oro que se celebra en el Teatro de Chatelet. El 10 apunta a conquistar su sexto galardón que entrega la revista France Football, más que ningún otro futbolista en la historia. La Pulga dejará atrás a Cristiano Ronaldo, con cinco, y ya le quedan lejos en el retrovisor Johan Cruyff, Michel Platini y Marco van Basten, con suman tres premios cada uno.

La última vez que Messi ganó el Balón de Oro fue en 2015, después de ganar el triplete con Luis Enrique. Tenía 28 años. Desde entonces, vio cómo Ronaldo lo empataba cómo máximo ganador después de levantar el premio en 2016 y 2017, cuando el portugués conquistó la Champions con el Real Madrid. Y después, en 2018, se quedó fuera del podio por primera vez desde 2007 y miró desde Barcelona cómo se coronaba a Luka Modric, que había ganado la Orejona con el Madrid y había llegado a la final del Mundial de Rusia con Croacia. El 10 del Madrid se quedó fuera de los 30 candidatos este año. Es la primera vez, desde que se creó el premio en 1956, que el último ganador no aspira a repetir el título.

La temporada pasada, Messi levantó su décima Liga con el Barcelona, pero perdió la final de la Copa del Rey con el Valencia, quedó fuera de la Champions de manera estrepitosa ante el Liverpool y cayó en la semifinal de la Copa América contra Brasil. Sin embargo, se consagró como el Pichichi de España, levantó su sexta Bota de Oro, premio al máximo goleador de Europa, y ganó The Best, el galardón que entrega la FIFA al mejor jugador del año.

“El primero fue el más especial”, recuerda Messi su primer Balón de Oro en 2009. El segundo, en 2010, reconoce que no lo esperaba. El argentino creía que sería Andrés Iniesta, campeón del mundo con España, el que se lo llevaría. Después ganó en 2011, tras levantar LaLiga y la Champions con el Barça, y repitió en 2012, el año en el que marcó 91 goles y le birló el récord a Gerd Müller (había firmado 85 dianas en 1975). Tres años después ganó su quinto Balón de Oro. Y este lunes, a los 32, aspira a levantar el sexto. Tiene ganas el 10 de que sus hijos lo vean coronarse como el mejor del mundo. Ya no tendrán que mirarlo por televisión, sino que estarán con él en París.