Rihanna rompe su regla: habla de su vida y cuenta que quiere ser madre

0
45

La cantante, de 31 años, sale desde hace dos con el millonario saudí Hassan Jameel. “Tener un hijo es lo que más deseo en el mundo”, dice

Rihanna nunca habla de su vida privada. No es de las artistas que cuenta con quien salen o quien han roto. Tampoco dan explicaciones sobre lo hacen fuera de los escenarios. Pero la cantante de Barbados ha hecho una excepción y ha concedido una entrevista a la revista Interview en la que rompe sus reglas. Cuenta que su relación con Hassan Jameel va muy bien y que desea ser madre.

Rihanna habló con Sarah Paulson, la actriz con la que compartió cartel en Ocean’s Eight. A la pregunta de si está enamorada del empresario saudí con el que sale desde hace al menos dos años, la barbadense fue tajante: “Por supuesto que sí”. Y aunque Rihanna no confirmó si su boda con Jameel está cerca sí desveló que tiene muchísimas ganas de ser madre: ” “Tener un hijo es lo que más deseo en el mundo”.

“Ha sido en el último par de años cuando me empecé a darme cuenta de que necesitas sacar tiempo para ti mismo porque tu salud mental depende de ello”, dice Rihanna. “Si no eres feliz, no vas a ser feliz haciendo las cosas que amas hacer. Parecería un trabajo rutinario más. Nunca quiero trabajar para sentirme como que estoy haciendo tareas rutinarias. Mi carrera es mi propósito y nunca debería sentir que es algo diferente a un lugar en el que soy feliz”.

“Me metí en una nueva relación y eso es importante para mí. Fue como: ‘necesito sacar tiempo para esto'”, cuenta Rihanna en la entrevista. “De la misma forma que nutro a mi negocio, también necesito nutrir esta relación. Paro las cosas durante dos o tres días para ello. Ahora, en mi calendario tenemos una de esas “P” de mala fama, que significa ‘días personales’. Esto es algo nuevo”

La relación de la pareja saltó a la prensa por primera vez en junio de 2017, cuando se les captó besándose apasionadamente durante unas vacaciones en España.Más tarde, en septiembre, se dejaron ver cenando en un restaurante de Londres y, en octubre, paseando por las calles de Boston. En enero del año pasado, se esperaba una aparición oficial de la pareja en los Premios Grammy. Aunque Rihanna llegó sola y recogió su noveno Grammy junto al cantante Lamar en la modalidad de Mejor Canción Rap Cantada, por Loyalty, Hassan Jameel apareció en la fiesta posterior a la gala. Pero no fue hasta finales de febrero cuando la pareja se dejó ver en público. Fue el 20 de febrero cuando Rihanna cumplió 31 años y entre las celebraciones no faltó ir a animar a su equipo favorito de baloncesto: Los Ángeles Lakers aocmpañada de Hassam Jameel. El novio de la cantante, a quien también se le relacionó con la supermodelo Naomi Campbell, pertenece a la dinastía comercial Abdul Latif Jameel, una organización familiar propietaria, entre otras muchas empresas, de los derechos en exclusiva de la distribución de la marca Toyota en Arabia Saudí, y que está valorada 1.500 millones de dólares. Una fortuna que el año pasado situó a la familia Jameel como la doceava familia árabe más rica del mundo, según la revista Forbes.

Rihanna es más que una cantante. Hoy día, la de Barbados es una artista global que ha sabido convertir su intuición en una mágica varita del rey Midas y hacer negocio de casi todo lo que se le ocurre: ropa, maquillaje y, por supuesto, música. Sin embargo, no es este aspecto el que más ingresos le reporta. Tal y como ha anunciado la revista Forbes, Rihanna ya es “la artista musical más rica del mundo”, al amasar una fortuna de 600 millones de dólares, es decir, de más de 532 millones de euros. Curiosamente, la mayor parte de los ingresos de Rihanna de los últimos meses no provienen de su música, sino de Fenty Beauty, su marca de maquillaje