Telefónica lanza Movistar Car, para conectar el coche a Internet

0
296

El servicio, que cuesta 3 euros al mes. crea una red wifi para conectar hasta cinco dispositivos a la vez

Telefónica ha comenzado a comercializar Movistar Car, el servicio que conecta el coche a Internet para hacerlo más seguro e inteligente y que está disponible para todos los usuarios de telefonía móvil, independientemente de que sean o no clientes Movistar. Funciona gracias a un dispositivo de fácil instalación y a una aplicación que se gestiona desde el teléfono móvil.

La SIM que incorpora el dispositivo crea una red wifi exclusiva sobre 4G para el coche (con 3GB al mes, incluidos en el precio), a la que pueden conectarse hasta cinco dispositivos a la vez para navegar sin consumir datos de la tarifa móvil del cliente. Puede localizar el vehículo en todo momento y configurando alertas de movimiento, o accediendo al histórico de viajes. Además, el conductor podrá dirigirse a los destinos que seleccione o tenga almacenados como favoritos a través del navegador que incluye la aplicación, evitando situaciones de tráfico difíciles o incómodas

En caso de impacto, Movistar Car llama automáticamente a una plataforma que inicia el protocolo de asistencia, incluida la gestión del servicio de emergencias 112 si es necesario. También permite programar revisiones de mantenimiento y recibir alertas relacionadas con posibles fallos del vehículo.

Asimismo, ofrece al conductor ofertas exclusivas de combustible, talleres, seguros recursos de multas y más ventajas asociadas al coche y sus desplazamientos, gracias a acuerdos alcanzados con terceros


Funcionalidades de Movistar Car.

Precio y condiciones
Movistar Car tiene un precio de alta de 20 euros y una cuota mensual de 3 euros (IVA incluido) y se puede contratar a través de la web de Movistar, del teléfono 1004 o en cualquier establecimiento de la red de tiendas de la marca

Aquellos que lo contraten antes del 31 de diciembre no tendrán que pagar el alta ni la cuota mensual los tres primeros meses y podrán disfrutar de todas las funcionalidades del servicio durante ese tiempo totalmente gratis y sin compromisos de permanencia.

Una vez contratado el servicio, el cliente recibirá en la dirección que desee un dispositivo que incorpora una tarjeta SIM y que el usuario debe instalar en su vehículo siguiendo las instrucciones de la App que previamente se ha descargado en el móvil, desde donde el cliente gestionará el servicio.