Trump condena la brutalidad del régimen de Maduro en Venezuela

0
161

El presidente asegura entre aplausos que “Estados Unidos jamás será un país socialista”

“Estamos del lado del pueblo venezolano en su noble lucha por la libertad”, ha declarado el presidente Donald Trump durante el discurso anual del estado de la Unión. A continuación, el mandatario ha repetido lo que su Gobierno lleva recalcando desde que reconociera al presidente interino, Juan Guaidó: “Condenamos la brutalidad del régimen de Maduro”. Desde que comenzó la crisis en Venezuela, la Administración estadounidense ha llamado una y otra vez a Nicolás Maduro a dejar el poder, advirtiéndole que “todas las opciones están sobre la mesa” para restaurar la democracia en Venezuela.

Trump ha declarado que han sido “las políticas socialistas” impuestas por la dictadura bolivariana las que han convertido a la nación venezolana, que era una de las más ricas de Sudamérica, en “un Estado de pobreza y desesperación abyecta”.

Muchos legisladores de ambos colores del espectro político que asistían al discurso en la Cámara de Representantes se pusieron de pie al escuchar a Trump mencionar su reconocimiento a Juan Guaidó. Recordando que hace dos semanas Washington fue la primera capital en reconocer oficialmente al “Gobierno legítimo de Venezuela”, Trump ha utilizado el régimen de Maduro para referirse a quienes él considera socialistas radicales dentro de la política estadounidense (entre los rostros más reconocidos están Bernie Sanders o Elizabeth Warren).

“Aquí, en Estados Unidos, estamos alarmados por las llamadas a adoptar el socialismo en nuestro país”, ha anunciado el presidente, agrandado su discurso por los abucheos contra esa ideología. Venezuela está sumergida en la peor crisis económica de su historia moderna, que ha provocado el éxodo de cerca de tres millones de personas desde 2015.

“América se fundó sobre la libertad y la independencia, no sobre la coerción gubernamental, la dominación y el control”, ha proseguido. El magnate ha declarado que los americanos nacen libres y siempre serán libres. “Esta noche, renovamos nuestra decisión de que Estados Unidos jamás será un país socialista”.

Entre los invitados al discurso presidencial se encontraba Carlos Vecchio, encargado de negocios ante Estados Unidos del presidente interino de Venezuela. Vecchio fue oficialmente invitado por el senador estadounidense Marco Rubio, quien ha tenido un papel influyente en la política de Washington hacia Caracas y en el reconocimiento de Guaidó como mandatario legítimo. El Gobierno de Trump está asfixiando a Maduro económica y diplomáticamente, imponiendo sanciones económicas a su círculo íntimo y dictaminando que los activos venezolanos en el sistema bancario estadounidense provenientes del petróleo pertenecen a la Asamblea Nacional, elegida democráticamente en 2015 y controlada por la oposición al régimen, y no a la Constituyente de Maduro.