Trump ratifica la ley en apoyo a los manifestantes de Hong Kong criticada por China

0
51

La normativa establece sanciones a las autoridades responsables de abusos de derechos humanos

El presidente Donald Trump ha firmado este miércoles una ley aprobada casi por unanimidad en el Congreso en apoyo a las manifestaciones prodemocracia de los últimos cinco meses en Hong Kong. China amenazó la semana pasada de que si la normativa que establece sanciones a las autoridades hongkonesas que violen los derechos humanos entraba en vigor, iba a tomar “represalias” y Estados Unidos tendría que “atenerse a las consecuencias”. Tras la presión del gigante asiático, con quien Washington está negociando para zanjar la guerra comercial, el mandatario estadounidense dijo que estaba evaluando vetar el proyecto de ley. La decisión de Trump de dar luz verde a la medida puede complicar el pacto parcial que paralice las subidas arancelarias.

La “Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong” fue aprobada previamente por unanimidad en el Senado, controlado por los republicanos, y con solo un voto en contra en la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas. La normativa, además de establecer sanciones para las autoridades que no respeten los derechos humanos, lo que se interpreta como una advertencia para Pekín, también incluye la revisión periódica del estatus otorgado por EE UU que tiene el territorio formalmente independiente, con todos los derechos de una economía abierta.

Trump ha firmado la nueva medida cuatro días después de que la oposición demócrata arrasara en las elecciones municipales de Hong Kong. La participación histórica y el triunfo de los demócratas se interpretaron como un espaldarazo a las protestas que reclaman una investigación independiente sobre las acciones policiales, la liberación sin cargos de los detenidos en las manifestaciones y la garantía del voto universal en las elecciones al legislativo y las referentes al jefe del Gobierno autónomo.

Cuando el proyecto de ley estadounidense fue aprobado en el Senado la semana pasada, Pekín dio un golpe en la mesa. El Ministerio de Exteriores citó al ministro consejero de la Embajada de EE UU, William Klein, para expresar “una protesta solemne” al texto. “China va a adoptar medidas de represalia, y Estados Unidos tendrá que atenerse a las consecuencias”, advirtió en un comunicado Geng Shuang, portavoz del Ministerio en China. La aprobación a la normativa por parte de Trump puede poner en jaque el acuerdo para retirar gradualmente algunos de los aranceles que se han impuesto ambas potencias en la escalada comercial que libran desde hace 18 meses.

El pasado martes, el presidente estadounidense se refirió al tema afirmando que tiene “una muy buena relación”, con el presidente chino Xi Jinping. “Estamos en la agonía final de un acuerdo muy importante. Creo que se podría decir que es uno de los acuerdos comerciales más importantes en el comercio. Va muy bien”, sostuvo. “Pero al mismo tiempo, queremos ver que todo salga bien en Hong Kong, y creo que así será. Creo que el presidente Xi puede hacer que eso ocurra. Y lo conozco, y sé que le gustaría que eso sucediera”