Una enfermera crea una banda elástica que facilita el contacto piel con piel y ayuda a miles de prematuros

0
70

Mejorar el método canguro fue el objetivo que aguzó el ingenio inventivo de Estrella Gargallo del hospital Vall d’Hebron y que hizo posible la generosidad de una empresa

La voz, el olor y el latido del corazón son las sensaciones que el bebé recibe en el útero materno durante nueve meses. Pero cuando el nacimiento se adelanta tres meses, ese suministro vital para el desarrollo del niño se corta radicalmente. Recrear las condiciones del bebé cuando está conectado a su madre a través del cordón umbilical durante la gestación es fundamental para que los recién nacidos de 500 gramos salgan adelante.

Pero, ¿qué ocurría cuando no se habían inventado las incubadoras y no existían las unidades de neonatología para bebés prematuros? Se practicaba el contacto piel con piel; el calor humano, sobre todo entre la madre y el recién nacido, lo que también se denomina método canguro. “Su origen está en la prehistoria, porque se trata de usar el sentido común. Pero, fue en Colombia, donde se observaron los beneficios de que las mamás hicieran de canguros con sus hijos prematuros, ya que se comprobó que se alimentaban mejor y tenían una temperatura corporal más ajustada”, explica Félix Castillo, jefe de neonatología del Hospital de Barcelona Vall d’Hebron.

Mejorar el método canguro, que sirve para reducir el estrés en las madres y los bebés prematuros, que permanecen durante semanas o meses en el hospital, fue el objetivo que aguzó el ingenio inventivo de Estrella Gargallo, enfermera de la Unidad de cuidados intensivos Neonatal (UCIN) del Hospital Vall d’Hebron. “Se me ocurrió la idea porque, cuando mi hija era pequeña e iba a la piscina y a la salida le ponía en la cabeza una braga elástica, observé que le conservaba muy bien el calor. Entonces, tuve la suerte de conocer a Joan Rojas, fundador de la empresa Buff, dedicada a fabricar ropa deportiva. Le explicamos cómo funciona el método piel con piel en el hospital y la situación de los bebés que están intubados. Él nos presentó varias opciones y tallas de su faja elástica con forma de tubo, que conserva muy bien el calor y es transpirable”, comenta Estrella Gargallo.

Esta prenda elástica que se ajusta al cuerpo del adulto, que tiene al bebé pegado a su pecho, se utiliza desde hace 10 años en el hospital barcelonés Vall d’Hebron para que el método canguro sea más seguro y cómodo para bebés y progenitores. “De hecho, los padres nos lo piden mucho, porque es fácil de usar. Le hemos acabado llamando Buff, como el nombre de la empresa que lo fabrica y aporta al hospital de manera altruista. Esta prenda simula bien los límites que proporciona al recién nacido la placenta materna en el útero, que sujeta y al mismo tiempo es flexible, además, no hay peligro de sobredosis, porque cuanto más tiempo de piel con piel, mejor”, explica la enfermera de neonatología, Estrella Gargallo.

Los beneficios del método canguro para los bebés prematuros son diversos, como estabilizar y mejorar la frecuencia cardíaca y la respiración. Cuando el bebé está en contacto con la piel de los padres duerme más; se alimenta y digiere mejor lo que come.

En la Unidad de cuidados intensivos Neonatal (UCIN) del Hospital Vall d’Hebron, comparan el momento en que se encuentran estos bebés de 500 gramos, con el mundo oceánico, “porque es un espacio de transición entre la vida uterina y la prematura extrauterina. De hecho, los Buff que utilizamos para el momento piel con piel, tienen dibujos de animales marinos”, aclara Estrella Gargallo.

CARTA DE BIENVENIDA AL MUNDO QUE SE ENTREGA A LOS BEBÉS DE 500 GRAMOS
Bienvenido/a a la vida:

Hoy, inicias tu nuevo viaje por la vida. Verás un lugar en que todo es distinto y que podrá ser muy estimulante, especialmente porque tus padres te acompañarán y lo vivirán contigo. Es un espacio de transición entre la vida uterina y la prematura vida extrauterina.

El mundo donde te encuentras ahora lo vemos como una metáfora del mundo submarino; de este modo, con la imaginación, te queremos llevar desde tu sitio en el hospital a un lugar fantástico, lleno de color, de imágenes, de sonidos, de amor…

Desde el equipo de la unidad, pensamos que es fantástico buscar elementos que den sentido a este espacio físico, para convertirlo en un lugar más adaptado a tu sensibilidad y para ayudarte a entender el mundo externo y vincularte con todas las emociones, las internas; las de la vida y las de tus padres, en el emocionante viaje de la maternidad y la paternidad.

Por lo tanto, en lugar de hablar de Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales UCIN, queremos imaginarnos que estamos en el fondo del mar, donde hay un mundo increíblemente apasionante. Es un lugar donde las emociones son más intensas y profundas, especialmente las que se refieren al amor de tus padres.

En este ambiente de las profundidades marinas, que se conoce desde hace apenas unos 30 años, ahora, se está descubriendo que hay muchas maneras de relación entre las diferentes formas de vida. También, desde hace pocos años, se conoce una nueva forma de entender y tratar la sensibilidad de los niños nacidos prematuramente, que permite ofrecerles la mejor respuesta a sus necesidades. De la misma manera que la naturaleza siempre es capaz de sorprendernos, también lo pueden hacer las hermosas y nuevas relaciones que crearéis entre padres e hijos.

¡Contamos con vosotros para hacerlo posible!