Valverde: “Al final, los buenos siempre se entienden”

0
62

El entrenador del Barcelona se felicita por la conexión entre Messi, Suárez y Griezmann y el rendimiento de su equipo

Festejo de Messi, liberación de Griezmann y catarsis del Barcelona. La noche en la que el delantero argentino celebró sus 700 partidos con la camiseta azulgrana, el francés se enganchó a la sociedad entre el 10 y el 9 y el equipo de Ernesto Valverde disipó las dudas sobre su juego ante el Borussia Dortmund. Lo que empezó torcido para el Barça y para su delantera, con una nueva lesión de Dembélé, terminó con una buena noticia: marcaron Messi, Luis Suárez y Griezmann. “Nuestros delanteros han estado finos en el juego”, dijo Valverde. Una alegría para el Txingurri, sobre todo para el francés. “Antoine ha entrado de forma espectacular por Ousmane en la primera parte. Ha marcado en la segunda y es importante para su confianza. Es bueno para que se integre lo más rápido posible en el equipo”, aseguró Luis Suárez.

Messi añadió otra marca a su colección. El Dortmund se convirtió en su víctima número 34 en la Liga de Campeones. Además, el 10 abasteció por igual a sus compañeros de ataque: una asistencia para su amigo Suárez, otra para Griezmann. “Messi es un pasador extraordinario y sabe cuándo le tiran un desmarque perfecto. Con Griezmann se puede entender bien porque hace muy buenos desmarques y de esa manera se puede juntar la virtud de uno y la del otro”, explicó Valverde. Y añadió: “Se habla mucho de la falta de conexión cuando uno no marca o cuando no hay suficientes ocasiones, al final los buenos siempre se entienden y con el tiempo más. La conexión entre Leo y Luis no era la misma al principio”.

“Ya no van a poder decir nada, Leo le dio una asistencia a Antoine”, bromeó Lenglet. El defensor francés fue uno de los primeros en desmentir la mala relación entre el argentino y el exjugador del Atlético. “No hay caso Griezmann”, había advertido el central en octubre, durante la convocatoria con Les Bleus. “Nunca ha habido mala relación”, subrayó Guillermo Amor, responsable de relaciones institucionales azulgrana; “es normal que fuera se comenten varias cosas. Son compañeros, amigos o no, lo saben ellos, pero en el campo luchan por lo mismo”.

De lo que nadie duda en el Camp Nou es de la sintonía entre Messi y Luis Suárez. Ante el Dortmund, el argentino le dio un nuevo pase de gol al uruguayo, el número 32, más que a ningún otro compañero. “La convivencia, el día a día, jugar muchos partidos juntos durante muchos años…”, analizó el 9 su relación con Messi; “muchas veces sabes dónde va a estar. Lo que hacemos es por el beneficio del equipo”. Y Valverde se sumó al análisis. “Tienen muchas horas juntos, se entienden bien, saben dónde tienen que desmarcarse y pasar, coinciden y aciertan porque además son muy buenos”.

Presión alta
Marcaron los delanteros, y también presionaron. “El equipo ha salido a atacar y a presionar arriba. De esa manera hemos conseguido generar muchas ocasiones”, sostuvo Sergi Roberto. Valverde desarrolló el análisis del catalán. “Es verdad que hemos apretado bien. Sabíamos que ellos iban a querer salir jugando. Queríamos estar muy compactos. Y cuando recuperamos balones en campo contrario somos un equipo peligroso. La presión alta no la puedes mantener todo el partido, la tienes que hacer más selectiva”, explicó Valverde. “Hemos tenido muy buenos momentos. Era un partido en el que ambos nos la jugábamos y nuestra intención era sellar el pase a la siguiente ronda”, completó.

El Barcelona consiguió su objetivo y suma 18 temporadas seguidas clasificándose entre los 16 mejores de la Champions, la 13ª consecutiva como líder de grupo. “Estábamos, desde mi punto de vista, en el grupo más difícil de esta Champions. Hemos sufrido, pero estamos en octavos como primeros de grupo, estamos contentos de poder mirar adelante”, se alegró Valverde, que ya piensa en el Atlético. Y, claro, en Griezmann. “Será un partido especial para él. Siempre es un buen momento para afrontar un duelo en el Wanda. Lo veo preparado”.